¿Cuál es la actividad física recomendada para personas mayores?

Actividad física en el adulto mayor

Nunca es demasiado tarde para la actividad fisica y el deporte en la tercera edad! Es más, resulta muy beneficioso la práctica de actividad física en adultos mayores, ya que ayuda a los problemas de circulación y obesidad, entre otros.

Los cambios que ocurren en el cuerpo como resultado del envejecimiento no pasan por alto ninguno de los sistemas del cuerpo. Los ancianos sufren de enfermedades circulatorias, enfermedades del sistema musculoesquelético y otras, y el dolor en las articulaciones y la columna vertebral limita su movilidad y la posibilidad de una vida activa.

Problemas y consecuencias de la falta de ejercicio

En las personas mayores de cincuenta años, estos procesos naturales a menudo se superponen con los efectos adversos de los estilos de vida sedentarios, el sobrepeso u otras formas negligentes. Muchas personas caen en un círculo vicioso: no quieren realizar actividad física porque se sienten mal, pero al mismo tiempo se sienten mal también porque no hacen ejercicio…. La falta de movimiento causa, entre otras cosas, una disminución de la forma física, una disminución de la fuerza muscular y problemas con las articulaciones. Mientras tanto, los especialistas dicen que la actividad física de las personas mayores es un requisito para una mejor calidad de vida, independientemente del número de años que hayan vivido.

Beneficios de la práctica de actividad física en mayores

Las investigaciones realizadas por la OMS muestran que las personas mayores deben realizar actividad física para aumentar el equilibrio y prevenir caídas al menos tres días a la semana, y que los ejercicios de fortalecimiento muscular deben ser realizados por ellas al menos dos veces a la semana. Si las personas mayores no pueden cumplir con estas recomendaciones debido a ciertas enfermedades crónicas, deben recordar que cualquier actividad es beneficiosa y deben moverse tanto como puedan. Antes de aceptar el reto del ejercicio, es esencial que busque el consejo de su médico para que la actividad se adapte a su salud y, como resultado, mejore, no sobrecargue, su salud.

Algunos beneficios del deporte en personas mayores son:

  • Reducir el riesgo de caídas
  • Reducir el riesgo de obesidad
  • Reducir el estrés y prevenir enfermedades del corazón
  • Contribuye a la disminución del colesterol
  • Lucha contra la osteoporosis
  • Mejorar el sistema inmunológico
  • Mantener la masa muscular
  • Crear un vínculo social, reducir el riesgo de depresión

Caminata o marcha corta

Consejos para empezar a realizar ejercicio físico

Muchas personas mayores tienen miedo de realizar actividad física por su cuenta, no sólo por miedo a las lesiones físicas, sino también por miedo a lo nuevo. A menudo el estímulo para tomar una decisión sobre los ejercicios de los ancianos es una reunión con un fisioterapeuta mediante ejercicios sencillos de rehabilitación. La actividad que comienza bajo el cuidado de especialistas, que no sólo seleccionan individualmente un conjunto de ejercicios, sino que también acompañan a los mayores en cada etapa de su actuación, es un gran comienzo para asumir el reto de los ejercicios regulares.

Un buen programa de actividad física para personas mayores debe incluir tres elementos básicos:

  • ejercicios de resistencia
  • ejercicios de fuerza y estiramiento
  • ejercicios  de coordinación

Deportes recomendados en la tercera edad

Si bien el movimiento físico y el deporte en general es recomendado, hay algunos deportes en concreto más seguros  y con menos desgaste para la gente mayor. En general, si no se tiene experiencia, es mejor partir de ejercicios básicos, estiramientos sencillos, caminatas, gimnasia de mantenimiento, o deportes suaves y agradables, con los que uno disfrute.

  • Las caminatas regulares, incluso las lentas, de varios minutos de duración, después de sólo dos semanas, pueden hacer que el adulto mayor se sienta mejor no sólo física sino también mentalmente. Además de una mejor oxigenación, las caminatas y las marchas cortas reducen eficazmente el riesgo de ataque cardíaco, el desarrollo de enfermedades coronarias, reducen el nivel de colesterol malo, mejoran la memoria y, por supuesto, ayudan a perder peso.
  • La natación también es un ejercicio recomendado para las personas mayores. Es una actividad que estimula el trabajo de todos los grupos de músculos (sin sobrecargar las articulaciones al mismo tiempo), además de mejorar el rendimiento respiratorio, oxigenando el cuerpo y acelerando el metabolismo. Si nadar solo no le parece atractivo al anciano y su salud le permite hacerlo, seguramente le gustarán los ejercicios aeróbicos en el agua. Realizado bajo la supervisión de un entrenador experimentado, en un grupo dedicado a los ancianos, proporcionará una dosis positiva de movimiento y energía.
  • El yoga es otra actividad física más estable y perfecta para los mayores. Estos son ejercicios que mejoran el funcionamiento de las articulaciones, estiran los músculos y tendones, y le permiten relajarse. El yoga se puede practicar independientemente en casa o en grupo – cada vez más centros tienen entrenadores especializados en ejercicios para personas mayores en sus equipos.
  • Programas deportivos específicos para personas mayores. Muchos clubes de fitness también ofrecen actividades especiales para grupos e individuales, que tienen las palabras “gold”, “senior” o “50+” en sus nombres. – si la salud de la persona mayor lo permite, vale la pena comprobar los planes ofertados. Hay muchas posibilidades, es importante elegir una actividad física adaptada a las necesidades y gustos de las personas mayores que hacen ejercicio.

Deportes acuáticos personas mayores