Cómo elegir un andador para adultos mayores correctamente

cómo elegir un andador para adultos

Los andadores ortopédicos son un tipo de accesorio muy útil para la movilidad diaria especialmente para las personas mayores que ya ven afectadas sus capacidades motoras. Los andadores para ancianos son una excelente ayuda para caminar con seguridad en ambientes de exterior, evitando lesiones y caídas innecesarias.

Qué son los andadores para ancianos y qué tener en cuenta a la hora de adquirir uno

Un andador es básicamente una estructura unida con dos barras normalmente de aluminio, que permite el agarre superior a través de unas empuñaduras para que la persona se pueda apoyar fácilmente sobre él y lo vaya desplazando. Así pues es un soporte de apoyo al peso del cuerpo al mismo tiempo que permite el traslado físico de la persona, con el propio movimiento de esta.  Es importante tener en cuenta algunos factores antes de comprar tu andador:

  • Nivel de autonomía. En función del grado de autonomía de la persona, es interesante tener en cuenta que existen en el mercado andadores con asiento incluido. Este tipo de soluciones ortopédicas permiten al usuario sentarse cuando se encuentre cansado.
  • Accesorios incluidos. Existen algunos modelos que integran un cesto donde colocar objetos, bien sea la compra, u otro tipo de accesorios del usuario, como su bolso, paraguas, etc. Sin duda, los andadores ofrecen beneficios que van más allá de unas simples muletas o bastones de apoyo. Otros modelos disponen también de asas para poder colgar una chaqueta, o el bastón, por ejemplo.
  • Precio. En cuanto al precio, existen andadores muy asequibles por debajo de los 100€ que ofrecen unas prestaciones de seguridad y calidad excelentes, con una buena calidad y diseño.
  • Material. Normalmente el material más empleado es el aluminio en forma de tubos, totalmente resistentes a la corrosión. Este material ofrece la ventaja de la ligereza ya que el peso de un andador de aluminio suele estar en los 3 kg, frente a los que usan estructuras de acero, que van de los 5-7 kg. Por contra, los de acero inoxidable ofrecen una mayor resistencia y estabilidad, más adecuados para personas de un mayor peso.

Andador para anciano con cesta y ruedas

Tipos de andadores para ancianos

Podemos clasificar los andadores principalmente en 6 tipos:

  • Con ruedas y frenos. Existen modelos de andadores con 2, 3 o 4 ruedas. Los que tienen 2 ruedas son más indicados par personas inactivas. Llevan las ruedas en la zona delantera y los tacos de apoyo en la zona trasera. Son más recomendados para interiores, con altura regulable y fáciles de manejar.
    Los andadores más completos son los que tienen 3 o 4 ruedas, ya que permiten una mayor movilidad. Así pues son más indicados para personas activas. Estos andadores suelen incorporar cesta de almacenaje y sistema de frenado.
  • Sin ruedas. Son andadores diseñados para personas con muy poca movilidad. Normalmente se usan para períodos de rehabilitación, en los que el paciente debe volver a aprender a caminar o andar muy despacio paso por paso.
  • Con asiento incluido o apoyo auxiliar. Estos andadores son algo más voluminosos y más estables, ya que tiene que soportar el peso de la persona cuando se sienta. El hecho de llevar silla incorporada no impide el pliegue del andador.
  • Sin asiento. Son andadores más básicos y sencillos, ligeros y fáciles de plegar.
  • Plegables. Normalmente todos los andadores son plegables, ya tengan silla incoporada o no. Esta ventaja permite transportarlos con facilidad.
  • Con sistema de frenado. El freno suele ir incorporado en los andadores de 4 ruedas, y normalmente se acciona debajo de las empuñaduras, desde donde es posible también bloquear el freno (para que el andador no se mueva).

Andador con 4 ruedas y cesta

Compra tu andador por muy poco dinero

Existen andadores muy manejables y fáciles de usar, seguros y de marcas fiables por menos de 100€

Ver modelos y precios en Amazon