Camas articuladas para personas con movilidad reducida

Cama articulada

Las camas articuladas para ancianos o enfermos son cada vez más demandadas por los cuidadores que están a cargo de personas dependientes, y son útiles para uso doméstico o geriátrico. Este tipo de estructura de cama permite cambiar y mejorar la posición de la persona con solo manejar un mando a distancia. En el mercado ortopédico encontrarás modelos de camas articuladas manuales, camas articuladas eléctricas, camas con barandillas, camas articuladas de matrimonio, individuales… ¡todo un sinfín de posibilidades para tu descanso!

Principal beneficio de una cama articulada para personas con movilidad reducida

Las camas articuladas eléctricas son la base de un descanso reparador en personas que tienen poca o nula movilidad, ya que permite el cambio de postura del usuario de una forma segura y sencilla. Están fabricadas siguiendo unas bases de ergonomía excelentes para favorecer el relax de las personas con movilidad reducida, especialmente aquellas que deben pasar muchas horas en reposo y tumbados, como puede ser el caso de enfermos con Alzheimer, entre otros.

Cama articulada de matrimonio 150

Ventajas de las camas articuladas para ancianos, enfermos y personas dependientes

Nuestro descanso será más efectivo y podremos incorporarnos con más energía. Aparte, a medio plazo, notaremos cómo determinadas dolencias tienden a remitir, como las artritis, los dolores lumbares o las tensiones en los hombros y el cuello. Las camas articuladas, incluso, contribuyen a prevenir los problemas cardíacos.

  • Aumento de la energía. El hecho de tener un buen descanso ayuda a las personas dependientes a levantarse con buen ánimo y energía.
  • Disminución de dolores. Los criterios de ergonomía con los que están fabricadas favorecen el apoyo del cuerpo de forma que no queden puntos de presión innecesarios que pudieran cargar ciertas partes del cuerpo. Todo ello contribuye a una mejora de los dolores lumbares, cervicales y articulares.
  • Comodidad. El diseño de estas estructuras con motor contribuyen al confort y la comodidad del usuario. Además, a través de un sencillo mando será posible mover la inclinación de la cama gracias a los motores eléctricos que incorporan.
  • Colchones de calidad. Este tipo de camas utilizan normalmente colchones de alta calidad con núcleo de espuma, ya sea viscoelástica, látex o HR.
  • Accesorios de las camas articuladas. Existen algunos complementos que aumentan el confort y facilitan determinadas tareas como por ejemplo las barandillas, ideales como instrumento de apoyo a la hora de levantarnos de la cama. Algunos modelos también incluyen cabeceros y pieceros, o bien puedes añadir un colchón antiescaras para favorecer aún más la circulación sanguínea y evitar úlceras en la piel.
  • Mejora de la respiración. La posibilidad de ajustar la posición de la cama de forma más vertical (semisentado) favorece la respiración en personas con problemas de apnea, personas con Alzheimer, o personas con ronquidos.

Tipos de camas articuladas hospitalarias y para el hogar

Existen un sinfín de variedades de camas articuladas para las personas mayores o enfermas, pero especialmente podemos distinguir los siguientes tipos de camas:

Camas articuladas manuales 

Estos modelos de camas no disponen de un motor eléctrico ni un mando a distancia para realizar el movimiento de la cama, sino que se debe ajustar la altura e inclinación de la misma a través de una manivela. Es por ello que en este tipo de cama, es el cuidador el que suele realizar las labores de ajuste de la cama y colocación de la persona dependiente en la postura deseada.

Camas articuladas eléctricas

Son camas más prácticas que las anteriores, por el simple hecho de incluir un panel de control o mando a distancia mediante el cual es posible ajusta la posición de la cama, y por ende del enfermo, de la manera que precise. Las ventajas de estas camas son la comodidad y rapidez para poder colocar a la persona, y la autonomía que permite que el propio usuario pueda colocar la cama a su antojo.

Cama articulada eléctrica

Camas articuladas bariátricas

Este tipo de camas está especialmente diseñado para personas voluminosas. Es por ello que también son llamadas camas XXL, ya que requieren de una estructura más robusta y más grandes, para soportar un mayor peso (hasta unos 250-270 kg).

Camas articuladas con carro elevador

Estas camas incorporan un carro elevador, que permite, mediante un mando, subir y bajar la cama a diferentes alturas sin esfuerzo para la espalda del cuidador. Las camas con carro elevador permiten también regular la altura del somier articulado para poder levantar las piernas o bien adoptar una postura similar a la de sentarse en un sillón, lo cual favorece una mejora de la circulación de la sangre en personas que apenas pueden moverse.

Medidas de las camas articuladas

Al igual que ocurre con los tamaños de las camas normales, podemos encontrar diferentes medidas

de camas articuladas, desde una estándar de 90 cm de ancho por 190-200 cm de largo hasta otras más grandes de 105 cm o 120cm en el caso de las camas bariátricas o XXL.

También existen camas articuladas de matrimonio, que están compuestas de dos camas unidas, aportando una mayor independencia respecto a la persona que duerme al lado.

 

Ver modelos y precios en Amazon