Cómo tratar la piel muy fina en ancianos y el adulto mayor

Piel muy fina en ancianos

El envejecimiento de la piel es un proceso biológico imparable. En general, con la edad, todos los órganos del cuerpo se van deteriorando, pero el órgano de la piel es especialmente visible ante los demás. Se nota especialmente por la flacidez y las arrugas. Hay que tener algunos cuidados específicos en lo que se refiere a la piel fina y delicada en personas mayores.

Por qué la piel se vuelve fina en las personas mayores

Hay que tener en cuenta que la piel de los ancianos es diferente. Tiene un aspecto mucho más fino y delicado, a veces cuarteado y con falta de brillo. Esto es debido a varios factores como:

  • la disminución de circulación sanguínea
  • Lenta renovación de las células. En la capa más superficial de la piel (epidermis) el espesor disminuye. Se debe a que las células que la forman se renuevan más lentamente.
  • efectos negativos de la radiación solar
  • la entrada de sustancias tóxicas (contaminación ambiental, mala alimentación, etc.)
  • la pérdida de agua que se produce con el paso del tiempo, también conocida como sequedad cutánea (xerodermia). La hidratación del estrato córneo (capa más externa de la piel) y de su capacidad de barrera frente a la pérdida de agua depende de muchos factores, incluso genéticos. Al perder agua, la piel se vuelve menos flexible, más seca, fina, frágil, con escamas, sensible e irritada con facilidad.

Desencadenantes del envejecimiento de la piel

El envejecimiento cutáneo se debe a diversos factores que provocan alteraciones de la piel, especialmente en la capa externa de la piel, las capas de la epidermis. Estos factores pueden ser:

  • Internos: como consecuencia del proceso natural del paso del tiempo, es decir, por la edad. En la tercera edad, las capas de la piel se ven particularmente afectadas por la disminución de la circulación sanguínea en la zona y reducción del aporte de nutrientes. Esto provoca descolgamiento a aparición de arrugas finas, y en ocasiones diversas alteraciones de la piel como manchas, úlceras en la piel, prurito, picor, picazón, erupciones cutáneas, etc.
  • Externos: principalmente por las condiciones atmosféricas, sobre todo el efecto del sol y los rayos ultravioletas que aceleran el envejecimiento de la piel, lo que da lugar a alteraciones en la pigmentación de la piel. Asimismo, influye la contaminación ambiental, como el humo del tabaco, o de los coches, etc. Otros factores externos tienen que ver con los hábitos que tenemos en cuanto a la alimentación y el consumo de tabaco o alcohol. Una alimentación completa y rica en antioxdantes y ácidos grasos esenciales, como el Omega 3, pueden influir decisivamente en el aspecto y mejora de la piel.

Crema para protegerse del sol

Consejos para cuidar la piel muy fina y delicada en las personas mayores

Te dejamos algunas recomendaciones generales para los cuidados de la piel en el adulto mayor:

  • Correcta limpieza diaria de la piel, evitando los jabones que suelen llevar químicos y perfumes. Bastaría con geles sin jabón, o agua con unas gotitas de aceite de almendras.
  • Hidratar la piel generosamente con cremas y emulsiones especialmente formuladas para pieles sensibles. Consulta en tu farmacia.
  • Fotoprotección. Uso diario de un protector solar, incluso en invierno.
  • Alimentación sana y equilibrada
  • Evitar hábitos poco saludables que estropean la piel, como el consumo del alcohol o el tabaco.
  • Visitar el dermatólogo si sale alguna mancha o lunar extraño.  Además, puede indicarle algún tratamiento cosmético especialmente indicado para la piel senil y mejorar la piel envejecida

Alimentos antioxidantes

Claves para mejorar y cuidar la piel fina en ancianos y adultos mayores

Es importante usar cremas especialmente formuladas con algunos de estos compuestos:

  • Urea. Es una sustancia quimica muy hidratante y bien tolerada por la piel. Actúa mediante la captación de agua reteniéndola en el estrato córneo.
  • Ácido hialurónico. Es una sustancia que se encuentra de forma natural en muchos tejidos del propio cuerpo. Favorece la retención de agua y mejora la hidratación de la piel.
  • Aceite de rosa mosqueta. Se obtiene de las semillas de  la planta Rosa rubiginosa. Es un aceite rico en vitamina F que contiene ácidos grasos linoleico, linolénico y araquidónico, altamente hidratante, con propiedades regeneradoras y cicatrizantes.
  • Ácido retinoico. Es la forma ácida de la vitamina A,  que estimula la regeneración de células epidérmicas.
  • Vitamina C. Inactiva los radicales libres (antioxidante de la piel), activa la síntesis del colágeno y es un reparador epidérmico.

Aquí te dejamos algunas sugerencias:

Esta crema es muy completa pues lleva ácido hialurónico, vitamina C y colágeno marino. Es antimanchas y antiedad, apto para mujeres y hombres.

Ver precio en Amazon

Se trata de un serum facil ultra concentrado altamente hidratante, con colágeno, ácido hialurónico y vitamina C

Ver precio en Amazon

Crema con retinol

Crema antiedad con retinol, además de otros aceites naturales ultra nutritivos y antioxidantes como el argán, la jojoba y la vitamina E.

Ver precio en Amazon