Cómo ayudar a alguien con depresión y baja autoestima

Consejos para combatir la depresión y baja autoestima

Cuando una persona tiene depresión, a menudo no pide ayuda. Es más, hay veces que la persona no sabe que tiene depresión o no es capaz de realizar el diagnóstico por si mismo a partir de los síntomas. Pero ¿cómo se puede ayudar a alguien con depresión? En muchas ocasiones, la depresión está relacionada con la baja autoestima.

La depresión está ligada a una baja autoestima

La autoestima es el nivel de valía o amor propio que uno tiene por sí mismo. Es una visión que tenemos sobre nosotros mismos y que incide en nuestro desarrollo como personas, y nuestro bienestar emocional. Cuando una persona tiene baja autoestima nos referimos a que tiene una visión un tanto negativa sobre su persona o sobre sus capacidades para realizar las cosas, bien sea en el trabajo, en el entorno familiar, o cualquier otro ámbito.

El punto de partida de esta idea tan subjetiva que uno tiene de si mismo parte de ideas y pensamientos negativos que vamos interiorizando con el paso del tiempo y que van desencadenando emociones y sentimientos también negativos como el miedo o la inseguridad, lo que lleva a la persona a pensar que no puede afrontar ciertas tareas o acciones. Podríamos resumirlo en dos palabras: desconfianza y miedo al fracaso.

Un estadio crónico de esta situación puede llevar a un estado de depresión, incluso de ansiedad.

Te recomendamos hagas clic en este método comprobado que está batiendo récords y con el que muchas personas han conseguido vencer este problema. Hac clic para conocerlo mejor:

Método para luchar contra la depresión

Consejos para ayudar a alguien que padece de depresión

Lo primero de todo, no debemos subestimar a la persona que está en una situación de depresión o tristeza profunda. Si el motivo es por baja autoestima, lógicamente tenemos que tener mucho cuidado de menospreciar sus logros, forma de hablar, o cualquier aspecto subjetivo que pudiera dar pie a sentirse mal. De lo que se trata es de subirle el ánimo, y subirle la autoestima, incidiendo en sus fortalezas y puntos positivos. Algunas sugerencias para tratar con una persona deprimida son:

  • Habla en un tono positivo y alegre y felicítala por algo que ha hecho bien, o simplemente que bien se ve en el día de hoy
  • Escucha. Ten una buena disposición a escuchar. Muchas veces las personas deprimidas necesitan desahogarse o simplemente encuentran consuelan en alguien que les entiende y les escucha.
  • Ofrece tu ayuda. Ofrécete voluntario/a por si puedes hacer algo para hacerle sentir mejor. Quizás el motivo de su ansiedad o agobio es una tarea complicada, un problema que no sabe afrontar, o una situación que no sabe cómo sobrellevar. Una vez hayas escuchado, disponte a tomar acción en la medida de tus posibilidades.
  • Sé proactivo/a en hacer planes con esa persona. Sé amigable y mantente a su lado de forma regular. Podéis hacer planes para salir a pasear, buscar momentos de relax o simplemente tomarse algo en una cafetería. En ocasiones, la depresión, sobre todo en personas mayores que viven solas, es precisamente la soledad. Así es que si es un familiar o amigo cercano, fomenta una mayor cercanía.
  • Sé paciente. Aunque no veas mejoría y tu amigo o familiar siga siendo negativo en muchos aspectos y veas que parece no querer mejorar, sé paciente y respetuoso. La depresión es una enfermedad que lleva su tiempo.

La depresión puede tener distintos grados de profundidad y agravamiento. En casos más graves es importante buscar ayuda profesional, bien sea un psicólogo, psiquiatra, u organizaciones especializadas de enfermedades mentales o programas de asistencia.